Información

Pala para horno de pizza rectangular en aluminio anodizado 22x25 y mango de 150cm Zoom

Pala para horno de pizza rectangular en aluminio anodizado 22x25 y mango de 150cm

202A-2225

Hecho en Italia
Producto fabricado 100% en Italia

73,00 €
IVA no incluido

Información del producto

** Si necesita otros utensilios, medidas, formas o modelos consulte nuestro catálogo de accesorios para pizza

Pala para pizza de alta calidad de fabricación italiana

Pala con cabeza de aluminio anodizado neutro y mango anodizado azul. Presenta un peso reducido respecto a los modelos clásicos pero una solidez extrema con el mango de tubo ovalado para favorecer la estabilidad. La cabeza ligera y flexible permite el efecto espátula con nervios específicos que aseguran la resistencia; el anodizado neutro deja la superficie uniforme y la protege de la oxidación; el fresado suave y regular facilita la salida de la pizza. La unión de la cabeza y el mango está formada por la superposición de los dos elementos fijados por tres remaches grandes alineados que garantizan seguridad y estabilidad. Además, la ausencia de vibraciones transmitidas al mango otorga un mayor confort de uso.

Una línea completa que se caracteriza por su ligereza, extrema resistencia y flexibilidad. La gama es amplia y capaz de satisfacer cualquier exigencia del pizzero profesional: rectangulares, redondas y al metro, superficies lisas, perforadas y en relieve, cabezas de distintos materiales y mangos de diferentes longitudes, para diferentes tipos de hornos.

Ligereza
Todos los modelos de la Línea Azzurra poseen un peso inferior al de los modelos clásicos, gracias al espesor reducido de la chapa, a los mangos con tubo reforzado y a los orificios presentes en las versiones perforadas.

Funcionalidad
Las cabezas de aluminio, ligeras y flexibles, efecto espátula, con nervios centrales que garantizan la resistencia de la pala y un fresado suave y regular que facilita la subida de la pizza

Resistencia y seguridad
La unión cabeza mango está constituida por la superposición de los dos elementos fijada con tres grandes remaches alineados, concebidos para garantizar la máxima resistencia, garantizando la ausencia de vibraciones y la estabilidad (basta saber que estos mismos remaches se utilizan para la construcción de las carlingas de los aviones). También los mangos tubulares ovalados favorecen la estabilidad y una toma excelente.

La ventaja de la perforación
En las versiones perforadas la cabeza de las palas y de la paleta tienen agujeros sobre toda la superficie, estudiados expresamente para reducir la fricción y descargar la harina evitando que se pegue en el fondo de la pizza con el riesgo de quemarse.

Los materiales
Aluminio anodizado
La anodización neutra hace que la superficie de la pala sea homogénea, protegiéndola contra la oxidación, además de garantizar una ligereza incomparable.
Acero inoxidable
Las palas de acero utilizan acero inoxidable especial con bajo porcentaje de níquel para evitar alergias. Son ideales para quien desee un instrumento sumamente robusto, con reducida transmitancia de calor y la máxima seguridad.
Inoxidable de alto deslizamiento
Para quien desea el máximo deslizamiento también con el acero, la elección recae en las palas de gran deslizamiento. Utilizamos una chapa de acero con una particular elaboración que imprime en la superficie un relieve de tipo grano de arroz. Esta particular fabricación permite reducir al mínimo la superficie de contacto entre la pala y la masa, disminuyendo así la fricción y permitiendo limitar el uso de la harina espolvoreada, dejando así el horno más limpio.

La pala
Las paletas de la línea Azzurra son sólidas y ligeras, disponibles tanto en versión maciza como perforada, con orificios finos y bien distribuidos para disminuir su peso. Totalmente de acero inoxidable evitan la transmision del calor del horno, mientras que el fondo del mango y la empuñadura intermedia deslizante son de polímero de alta densidad y alta resistencia a los choques y al calor. El elemento deslizante se encaja además en el fondo del mango de manera que, cuando la paleta está guardada cabeza abajo, se pueda empuñar correctamente.